Tag Archives: ictus

Conoce cómo prevenir el ictus

16 Abr

El pasado sábado tuve el placer de asistir al ciclo de conferencias sobre el ictus y la fibrilación auricular, organizada por el Observatorio del Ictus, centradas en la prevención, la herramienta más eficaz para frenar esta lacra sanitaria. Y es que cada año afecta a 130.000 personas, de los que 80.000 fallecen o sufren discapacidad y cuya afectación empieza a ser frecuente en personas menores de 45 años.

Los ponentes, inmejorables: Luis Gutiérrez, médico y presentador de Saber Vivir, puso el foco en el carácter súbito del ictus, como elemento diferenciador, asociado siempre a los síntomas de alerta. Este profesional, médico de atención primaria, es una de las referencias en la labor de concienciación y exigió a los medios de comunicación mayor compromiso con la enfermedad.

Jaime Masjuan, coordinador de la Unidad de Ictus del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y coordinador del Grupo de Estudios de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología (GEECV-SEN). Toda una eminencia en este ámbito, el doctor Masjuan nos condujo por los entresijos del cerebro para explicar las causas del ictus y poder reconocer sus síntomas:

“No usemos definiciones genéricas que impidan identificar a los servicios de emergencias la gravedad del problema para activar así el código ictus”, pidió Masjuan. Y es que sólo tenemos un margen de 4,5 horas para tomar la delantera al ictus, teniendo en cuenta la aplicación del tratamiento, que dura en torno a 90 minutos. “Si actuamos dentro de estos parámetros, las posibilidades de supervivencia son elevadas”, afirmó el doctor.

Masjuan aprovechó la oportunidad para aconsejar que no acudamos por nuestra cuenta al hospital si detectamos un ictus. “No todos los hospitales valen. Tienen que tener unidades de ictus”. Y aquí es cuando se evidencia la falta de responsabilidad pública: en España sólo hay 42 unidades de ictus, a pesar de que sólo se necesita tener un neurólogo y una enfermera de guardia. Hay una gran desigualdad entre comunidades (Madrid tiene 6, Andalucía 2, por ejemplo) y las perspectivas son, aún más lamentables porque no hay recursos económicos para paliar esta situación. Aún así, la valoración del doctor es optimista: “Empezamos en el 2002 con 5 unidades. Hoy tenemos 42”.

Roberto Martín Reyes, cardiólogo de la Fundación Jiménez Díaz, insistió en el control estricto de la presión arterial, señalando el tabaco como otro de los principales enemigos para el corazón. “Si dejamos de fumar, en 3-5 años reduciríamos al mismo nivel de los no fumadores las posibilidades de sufrir un ictus por fibrilación auricular”.
La fibrilación, asociado con arritmias, provoca latidos de forma descompasada y caótica. Es uno de los principales riesgos asociados y suele provocar los ictus más graves, mortales y con más discapacidad. Un enemigo silencioso que no se conoce y que se podría prevenir. De hecho, según Martín Reyes, “2 de cada 3 casos de ictus por fibrilación podrían prevenirse con tratamiento anticoagulante”.

Juan Piñeiro, presidente de la Asociación Madrileña de Ictus (ICAM), ha cerrado la conferencia recordando a los asistentes que la rehabilitación no es de un día. “Es necesaria la implicación y la responsabilidad del paciente para obtener cierta mejoría”.

No podríamos cerrar este resumen sin agradecer a todos los ponentes por su participación, al Observatorio por su excelente trabajo y a Boehringer por su patrocinio.

Anuncios

Aprende a ser feliz

10 Abr

Quienes hemos sufrido, directa o indirectamente, la bofetada del ictus, conocemos la sensación de ser infeliz y tenemos razones suficientes para padecer ciertas emociones negativas. Pero, si nos paramos a pensar, siempre hay cosas por las que sonreir y ser feliz, aunque sea de una manera muy diferente a como lo teníamos planificado.

Este lunes asistí a la segunda edición del Congreso de la Felicidad, dirigida por Eduardo Punset, y con ponentes de la talla del psiquiatra Luis Rojas Marcos o el cirujano Mario Alonso Puig que resaltaron, entre otras cosas, la estrecha relación entre la salud y el estado emocional y dieron ciertas claves para ser feliz.

¿Qué es la felicidad?

Para Punset es “la ausencia del miedo”. Todos debemos aprender a manejar nuestras emociones, también las negativas, y saber encontrar la felicidad en las pequeñas cosas. El doctor Rojas Marcos asoció la felicidad a la “satisfacción con la vida en general” y, aunque estemos condicionados genéticamente, afirmó que “tendemos a pensar que somos felices y que estamos mejor que los demás”.

¿Cómo proteger nuestra felicidad?

El doctor Rojas Marcos nos dio 10 claves:

  1. Hablar: se codifican sentimientos y se reduce la intensidad emocional después de que ordenamos las historias.
  2. Las relaciones afectivas con otras personas nos protegen.
  3. El ejercicio físico de forma regular estimula y nos hace sentir bien, además de ayudar a prevenir enfermedades.
  4. Capacidad de adaptarnos al cambio. Tener flexibilidad y resistencia.
  5. Tomar el control: las personas q tienden a poner el control dentro de ellas frente a un problema protegen más su felicidad que las que dejan su suerte en terceros.
  6. Pensamiento positivo o ver el futuro con esperanza. La depresión es nuestro principal enemigo.
  7. El estilo explicativo: tenemos la necesidad de buscar significado a las cosas, pero debemos hacerlo con una valoración positiva.
  8. Tener una autoestima elevada.
  9. Diversificación: debemos saber qué es lo qué nos hace feliz y cuál es su escala.
  10. El último, y no por ello menos importante, tener sentido del humor para aplicar perspectiva a nuestra realidad.

¿Cuál es el camino para la felicidad?

El antropólogo Juan Luis Arsuaga nos recordó que sólo conseguiremos ser felices si deseamos algo que podemos proponernos. “Sentiremos deseos y podremos cumplirnos, marcándonos nuevas metas”. “Porpongámosnos aprender siempre para tener una fuente inagotable de conocimiento y juventud. Cuando dejemos de querer aprender estaremos muertos”. Arsuaga también nos trajo un refrán vasco y otro español que no debemos olvidar si queremos aceptarnos a nosotros mismos: “Seamos lo q somos. Nadie es mas que nadie”.

¿Somos realmente felices?

El doctor Mario Alonso Puig cerró la jornada explicando las reacciones del sistema cerebro cardiovascular ante diversas emociones y reflexionando sobre el mal y el sufrimiento. “Si a pesar del dolor creemos que merece la pena seguir viviendo, ayudando a los demás, superando barreras… es entonces cuando somos realmente felices”.

Así que ya sabéis. Sed felices si podéis. O, por lo menos, intentadlo. Porque, como decía Gabriel García Márquez, no hay medicina que cure lo que no cura la felicidad.

Muchas gracias a Coca Cola y al Instituto de la Felicidad por la invitación a esta fantástica jornada. Dicen que para ser relevante hay q conectar con las emociones…Y dicha expresión bien podría ser el leitmotiv de Coca Cola, que ha sabido posicionarse como la ‘chispa de la vida’ y lograr que 8 de cada 10 españoles la asocien con la felicidad. Enhorabuena.

La afasia, un mal del cerebro (reportaje)

28 Mar

La Información ha dedicado un fantástico especial con los trastornos del cerebro: ictus, daño cerebral, trastornos obsesivos compulsivos, alzheimer…

En este reportaje tratan la afasia, una lesión con la que tengo especial sensibilidad, ya que mi madre la padece. Han acudido a la Asociación Ayuda a la Afasia, centro que conozco bien: mi madre es paciente y son grandes profesionales.

¿Qué es la afasia? Es “vacío, impotencia, frustración”… Son algunos de los calificativos que se han usado para explicar este trastorno en la comunicación, que afecta de diversa manera a la escritura, la comprensión y la expresión. Su directora y neuropsicóloga , Helena Briales, lo explica muy bien. “Es como cuando viajas al extranjero. Cuando hablamos, a veces no nos acordamos de ciertas palabras, pensamos en lo que queremos decir… Es así como se siente una persona con afasia. Tú sigues siendo tú, lo único que te pasa es que tienes un problema de comunicación”. Como dice Agatha, una de las pacientes, “ahora, hablar indio”. “¿Llorar? No. ¡Vida!”

Adiós a la memoria tras sufrir daño cerebral

También hemos conocido el caso de Jesús que, a causa de su lesión cerebral, ha perdido su memoria. Le sucede desde que se operó de un tumor en Suiza. No sabe en qué año vive, quién es en el reflejo de su espejo, olvida lo que hace, no sabe lo que tiene que hacer… Va con avisadores para poder mantener una rutina. Como dice su neuropsicólogo, la memoria te da identidad…o te la quita como en el caso de Jesús.

¿Reconoceríamos estas afectaciones en nuestro día a día? ¿Sabríamos tratar a estas personas y ayudarles con respeto? Por mi experiencia, creo que no… pero gracias a reportajes como este, ganamos en concienciación y evidenciamos la dura realidad de quienes la padecen.

¡Nos entrevistan en Obra Social Caja Madrid!

11 Mar

Quiero compartir con todos vosotros la entrevista que nos han hecho en el blog de Inserción Social de Caja Madrid. Mil gracias a todas las personas que están detrás de esta entidad por su apoyo, sensibilidad y difusión.

Familias SOS Ictus en Obra Social Caja Madrid

Quién me iba a decir que un año y medio después de abrir este blog personal iba a tener esta acogida… Sin duda, es el poder de contar tu historia, la manera en la que de algún modo nos ayudamos gracias a las redes sociales y el empeño por hacer que se reconozca la difícil situación de las personas afectadas.

Espero que la disfrutéis tanto como yo! 😉

José Mª Ramírez-Moreno: un ejemplo de profesionalidad y servicio público

15 Ene

Después de analizar las desigualdades entre comunidades autónomas y criticar la falta de recursos en la lucha contra el ictus, José María Ramírez-Moreno nos ha enseñado el lado humano de la neurología y responde a una crítica habitual de los familiares de personas afectadas por ictus: la falta de implicación personal.

Un comentario habitual entre familiares que han vivido un ictus es que los neurólogos no tienen empatía cuando exponen el diagnóstico, se basan en lo peor…¿Usted cree que es cierto? ¿Son necesarias esas barreras emocionales para no implicarse personalmente?

Dar el diagnóstico es una de las tareas fundamentales de los médicos y la base para una terapéutica eficaz. En sí mismo no es un fin sino un medio, e indispensable para establecer el tratamiento adecuado. Informar acerca del diagnóstico es una de las partes más difíciles e importante del trabajo médico, y a pesar de ello no se explica y no se enseña cómo realizarlo adecuadamente. Ser poco hábiles a la hora de dar el “diagnóstico” puede generar un sufrimiento añadido innecesario en la persona que recibe la noticia y un deterioro en la relación médico-paciente.

En muchas ocasiones, a la hora de abordar estas situaciones, el profesional de la salud suelen basarse en lo peor y utilizar un lenguaje demasiado técnico, hemos recibido una formación basada en el binomio salud-enfermedad desde una visión totalmente biológica desatendiéndose, en algunos casos, las habilidades de comunicación. Hay que hacer un esfuerzo por buscar el entorno y dedicar el tiempo necesario a esta labor. En mi caso no hay barreras emocionales.

¿Podría compartir una experiencia bonita que recuerde de su día a día con esta enfermedad?

Llevo trabajando muchos años para que este cambio de modelo se de en Extremadura. Estoy profundamente convencido de que es lo mejor para estos enfermos, basándome en criterios puramente científicos y en las recomendaciones de todos los organismos de índole científica nacionales e internacionales de prestigio.

Mi ilusión y mi motivación, se mantiene viva en el día a día, alimentada del agradecimiento de los ciudadanos con ictus que ven recuperada su salud tras recibir nuestros cuidados. A pesar de que estemos en momentos económicos muy difíciles, las políticas encaminadas a la redistribución, a la igualdad y a la equidad no deben pararse. A estos enfermos ya les toca y debemos trabajar por ello.

Desde Familias SOS Ictus agradecemos de todo corazón al doctor su participación. Gracias por su apoyo, compromiso y dedicación. Ha sido un honor poder entender cuál es la realidad del ictus de la mano de un profesional de tanto nivel. ¡Gracias!